Las empresas aspiran a la constante mejora de sus políticas sociales o sus estrategias comerciales, ya sean públicas o privadas. Para lograr esto, es imprescindible la medición de datos, que comienza por la aplicación de encuestas.

Una encuesta es una investigación realizada sobre una muestra de sujetos representativa de un colectivo más amplio, utilizando procedimientos estandarizados de interrogación, con intención de obtener mediciones cuantitativas o cualitativas de una gran variedad de características objetivas y subjetivas de la población. Con esto se pueden conocer, por ejemplo, estados de opinión, características o hechos específicos, apreciaciones sobre temáticas específicas, etc.